Nutrición

Descubre los servicios de nutrición que ofrecemos

Nutrición clínica y obesidad

Si padeces alguna patología el objetivo es gestionarla y mejorarla a través de una alimentación saludable y de forma concreta para ella, ya sea hipertensión arterial, colesterol alto, diabetes, patología renal u otras patologías que tengan una repercusión a nivel nutricional.

En el caso de obesidad o sobrepeso el objetivo es estar en un % de grasa saludable para disfrutar de un mejor estado de salud, al disminuir el riesgo de padecer diferentes enfermedades asociadas al exceso de grasa; adquiriendo unos hábitos saludables que se puedan mantener a lo largo del tiempo.

Nutrición pediátrica

Desde pequeños es importante tener en cuenta la alimentación, ya que los hábitos que se adquieren en la infancia son los que se van a mantener en otras etapas de la vida.

Por ello se puede empezar desde una lactancia a demanda, continuar a los 6 meses con la introducción de alimentos de forma segura y respetuosa con sus niveles de hambre y saciedad, y continuar a lo largo de la infancia con una alimentación donde el pequeño sea participe y tome sus propias decisiones siguiendo el ejemplo más saludable de sus padres y entorno.

Intolerancias alimentarias

Si padeces de alergias o intolerancias alimentarias es importante adaptar la alimentación al excluir los alimentos que se han diagnosticado y que originan síntomas; pero sin restringir de forma innecesaria la alimentación.

Por ello la alimentación ha de seguir siendo saludable y nutritiva; al reemplazar unos alimentos por otros que nos permita cubrir los nutrientes y llevar un estilo de vida activo y sin molestias ni síntomas de intolerancia o alergia.

Educación alimentaria

Si quieres aprender a comer sano de una vez por todas y dejar de hacer una dieta tras otras, siendo autónomo y pudiendo planificar tu propia alimentación al organizar la lista de la compra y disfrutar de múltiples recetas, ¿quieres saber como se hace?

Se consigue con educación alimentaria, al ver de forma concreta en cada caso, los aspectos nutricionales que son necesarios trabajar, fijando objetivos y un plan de acción para mejorarlo, viendo si ese plan ha sido efectivo o si necesita ciertas mejoras; hasta encontrar el modo de que en tu caso se instaure ese hábito que contribuye a estar más cerca de una alimentación saludable y flexible.

Seguridad alimentaria

Si tu alimentación y estilo de vida es saludable y estás contenta con ella, pero si se te estropean los alimentos o no sabes cómo conservarles de forma adecuada y necesitas más ayuda en la planificación para no tirar comida, puedes centrarte en la seguridad
alimentaria.

Sin duda es importante aprender a organizar las comidas y cocinarlas de forma adecuada sin que haya ningún riesgo microbiológico al cocinarla con diferentes técnicas culinarias (a la plancha, al horno, al vapor, al microondas…), pudiendo optimizar las comidas y sin perder tiempo entre  fogones; pudiendo disfrutar más de
nuestro tiempo libre.

Nutrición deportiva

Si el deporte es una parte importante de tu día a día, y practicas deporte de fuerza o resistencia; y quieres optimizar tus entrenamientos para conseguir un mejor rendimiento ya sea a nivel personal o competitivo.

Puedes necesitar el tener en cuenta varios aspectos de la alimentación como cubrir los nutrientes y los requerimientos, la distribución de los alimentos en las diferentes tomas, el descanso, la hidratación, la adherencia… entre muchos otros aspectos para conseguir una mejora en la composición corporal (ganancia de masa muscular o perdida de grasa).

Composición corporal

Si estás seguro de que tu alimentación es adecuada y únicamente necesitas conocer tu composición corporal, puedes conocerla con un estudio por bioimpedancia y los perímetros corporales; pudiendo saber aquellas mejoras que serían más recomendadas con el objetivo de prevenir, a nivel nutricional, diferentes patologías asociadas con un exceso de grasa, sobre todo de grasa visceral.

Nutrición durante el embarazo

Durante el embarazo es importante tener unos hábitos y una alimentación saludable, previniendo diferentes complicaciones comunes como la diabetes gestacional o la preeclampsia, entre otras; las cuales disminuyen su incidencia si nos encontramos en
un peso saludable con una alimentación nutritiva y suficiente para ambos.

Además de tener en cuenta diferentes aspectos de seguridad alimentaria, que son importante para evitar riesgos microbiológicos que influyen en el desarrollo del bebe.

Nutrición en el postparto

Si durante el embarazo era importante la alimentación, ahora también lo es, y es necesario seguir con unos buenos hábitos y ciertas medidas higienico-dieteticas tanto si se decide iniciar la lactancia materna o con leche de formula.

Disponiendo de consejos para seguir una lactancia saludable, suficiente y segura, además de cuidar nuestra propia alimentación para ser un buen ejemplo para nuestro hijo.

Carrito
  • No hay productos en el carrito.